La oscura presencia de Hezbollah en Sudamérica

El reportero español Emili J.Blasco en un libro intitulado Bumerán Chávez: Los fraudes que llevaron al colapso de Venezuela reveló que Maduro se juntó con el jefe de Hezbollah – grupo paramilitar chiíta libanés financiado por Irán y catalogado como organización terrorista por Estados Unidos – Hassan Nasrallah, en el 2007 en Damasco para discutir de tráfico de drogas, lavado de dinero, distribución de armas y emisión de pasaportes a terroristas.

El libro cita a testigos y diplomáticos venezolanos como fuentes de información. El apogeo de esta relación resultó cuando al menos 300 operativos del grupo paramilitar fueron supuestamente capaz de asegurar pasaportes venezolanos, los cuales permitieron las potenciales entradas en Canadá y en EE.UU. de manera mucho más fácil, según el libro y el sitio web argentino Infobae.

A fortalecer esta teoría sobreviene la institución ese mismo año del vuelo VO-3006, cubriente la ruta Caracas-Damasco-Teherán hasta el 2010 y operado en conjunto por las aerolíneas estatales Conviasa e Iran Air.

Altos funcionarios chavistas, que ahora viven exiliados en los Estados Unidos, declararon al semanario brasileño Veja cuál era el verdadero propósito del vuelo: transporte de dinero sucio, drogas, criminales y terroristas buscados por la Interpol.

Los vuelos costaron alrededor de $45,3 millones entre 2007 y 2009, mientras la relativa facturación de la venta de pasajes fue inverosímilmente de $15 millones.

La operación en Damasco era comandada por Ghazi Nassereddine, un libanés con ciudadanía venezolana que ha sido señalado de pertenecer a Hezbollah y cuidar sus intereses en Caracas, que representaba el segundo diplomático de Venezuela en Siria y fue acusado por el gobierno de los Estados Unidos de proveer soporte logístico y financiero a Hezbollah en Venezuela.

Residió en la isla Margarita, donde supuestamente controlaba varias operaciones de blanqueo de dinero y manejaba la mayor parte de las transacciones de negocio de Hezbollah en América Latina.

Nasseraddine, según los chavistas exiliados, actuaba en sociedad con Tarek El Aissami (actual gobernador del Estado de Aragua) que, aseguran esas fuentes, usaba el “aeroterrorismo” para despachar drogas a Siria y enviar reclutas al sur  Líbano.

La cocaína producida por las FARC en Colombia era llevada a Venezuela y después despachada en el compartimiento de carga del vuelo VO-3006 hasta Damasco.

En abril 2011, el jefe narcotraficante venezolano Walid Makled confirmó en una entrevista que Hezbollah manejaba laboratorios de cocaína en Venezuela con la protección del gobierno del país y, en agosto del mismo año, el periódico italiano Corriere Della Sera divulgó la noticia que Hezbollah había establecido una célula en Cuba para ampliar su actividad terrorista y posiblemente facilitar un ataque a objetivos judíos en el Hemisferio Occidental.

Noticia aparentemente confirmada en septiembre 2011 por fuentes sumamente sensibles que delataron que el Mossad había informado al liderazgo del gobierno israelí sobre el establecimiento de una base operacional de Hezbollah en Cuba, para apoyar ataques terroristas en América Latina.

El mismo año, según el periódico árabe internacional Asharq Al-Awsat, miembros de Hezbollah se movían libremente dentro de Estados Unidos y América Latina, debido a pasaportes venezolanos mecanizados y biométricos expeditos por una empresa cubana contratada por Caracas.

Argentina

Los ataques cometidos en el 1992 y 1994 – respectivamente contra la Embajada israelí en Argentina y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires – fueron organizados y realizados por el grupo terrorista conocido como Jihad Islámico, un brazo militante de Hezbollah, y provocaron 114 muertos en total.

Cabe subrayar el papel de Hojjat Mohsen Rabbani Al-Eslam el entonces ataque cultural en la Embajada de la República islámica de Irán en Buenos Aires, utilizada para implementar y supervisar una paralela red de reclutamiento de Hezbollah.

Estrenuo defensor de la revolución iraní y notorio agente de las Qods Force pertenecientes al Iranian Revolutionary Guard Corps, Rabbani fue el cerebro de los dos susodichos ataques terroristas en Buenos Aires, en conjunto con otro intento de ataque al New York’s John F. Kennedy International Airport en el 2007, aunque su commando fue detenido y el complot falló.

Alberto Nisman, el magistrado encargado de las investigaciones sobre el atentado cometido el 18 de julio del 1994 contra AMIA, fue encontrado muerto en su casa el 18 enero 2015.

Después de haber recogido un expediente de 300 páginas, Nisman demandó por la abertura de una investigación sobre la Presidenta Cristina Fernández Kirchner y sobre el ministro de los asuntos exteriores Héctor Timerman, sospechosos de haber cubierto la mancha iraní en el atentado.

En el expediente hay centenares de interceptaciones donde emerge que la Presidenta dio mandato de negociar con algunos agentes iraníes un memorándum de acuerdo con Teherán por la adquisición del petróleo iraní a precios rebajados y la venta de trigo argentino a Irán. En cambio fue construida, para el atentado, una pista que recondujo a grupos fascistas argentinos.
En el expediente se subraya que “el llano criminal fue decidido por Cristina Kirchner y actuado por Timerman.”

Nisman, el día de su muerte, tenía que referir frente al congreso argentino.

También El New York Times trató la cuestión, en enero del 2015, cuando divulgó conversaciones interceptadas entre funcionarios argentinos e iraníes que indicaban una larga ruta de negociaciones secretas para alcanzar un trato en el cual Argentina recibiría petróleo a cambio de proteger funcionarios iraníes ante la acusa de orquestar los ataques en Buenos Aires.

Las conversaciones muestran un esfuerzo concertado por los representantes de la Presidenta del gobierno argentino Cristina Fernández de Kirchner para trasladar las sospechas lejos de Irán, con el objetivo disimulado de ganar el acceso a mercados iraníes y aliviar los problemas energéticos del país.

México

Un caso implicó a Mahmoud Youssef Kourani, condenado en 2005 en Estados Unidos por suministrar material de soporte a Hezbollah, destapando al mismo tiempo una red de libaneses que traficaban a través del dueño del café “La Libanesa” en Tijuana, Salim Boughader Mucharrafille. Se estima que alrededor de 200 compatriotas libaneses fueron llevados a EE.UU. por Boughader, hasta su arresto en diciembre 2002, incluyendo varios simpatizantes de Hezbollah.

Según un memorando interno del Departamento de Policía de Tucson (Arizona) en septiembre del 2010, filtrado por un grupo de hackers, a las autoridades locales les preocupaban los lazos entre las organizaciones mexicanas de tráfico de drogas y Hezbollah. Expresamente, notaron la experiencia arraigada de Hezbollah en el empleo de pequeños dispositivos improvisados explosivos (IED) y coches bomba y las serias implicaciones para la seguridad de la frontera si tal experiencia y tecnología fueran transferidas a DTOs mexicanos.

Según la nota, ” Acontecimientos recientes que implican el empleo de vehículos que llevan dispositivos explosivos improvisados (VBIEDs)  representan un cambio significativo de la táctica empleada por las DTOs. Mientras ninguna conexión ha sido revelada, el extenso empleo de VBIEDs  por Hezbollah levanta la fuerte sospecha de una posible relación con DTOs mexicanos. “[1], y sobre todo con el cartel de Los Zetas.

En agosto del 2009, Jamal Yousef fue arrestado en Nueva York admitiendo haber sido encargado de crear una red de Hezbollah en suramérica y robar armas de Irak para Hezbollah, delatando a las autoridades sobre una reserva del grupo yihadista en México que incluía 100 rifles de asalto M 16, 100 rifles AR-15, 2500 granadas de mano, explosivos C4 y armas antitanques.

En julio del 2010 las autoridades mexicanas detuvieron Jameel Nasr en Tijuana, México, por intentar establecer una red de Hezbollah en el país y a través de la región.

Nasr se encontraba bajo vigilancia por las autoridades mexicanas. Él también, como se relataba, viajaba con frecuencia a Líbano para recibir instrucciones de Hezbollah y volver a varios lugares estrategicos de America Latina, incluyendo una permanencia de dos meses en Venezuela en el 2008.

Brasil

El 30 octubre 2014, las autoridades peruanas desbarataron un complot terrorista contra la embajada israelí en Lima y otras instituciones de la comunidad peruana judía. El terrorista era un miembro libanés de la rama de operaciones de terrorismo extranjero de Hezbollah.

Después de su arresto desempeñado por las autoridades peruanas en principio de noviembre, la policía brasileña destapó documentos según los cuales traficantes libaneses miembros de Hezbollah habían ayudado a la cuadrilla brasileña – conocida como el Primeiro Comando da Capital (PCC) – a obtener armas.

Los documentos, según el periódico brasileño O Globo, indicaron que la asociación entre traficantes libaneses y el PCC comenzó en el 2006, aunque fue descubierta por la policía solo en el 2008.

Ya en el 2006, el US Treasury Department identificó en el área a nueve individuos acusados de abastecer Hezbollah con apoyo financiero y logístico. El gobierno brasileño no confirmó oficialmente tales aserciones, aunque los documentos obtenidos por el periódico indicaban que la policía del país también había destapado pruebas que unían Hezbollah al grupo criminal brasileño.

Conclusiones

A partir del 1999 se estima que Irán ha establecido mas de 80 centros culturales con el objetivo de promover el Islam y la cultura chii en el Hemisferio Occidental. En conjunto, cuatro años después de la elección del Presidente Mahmoud Ahmadinejad en el 2005, Irán abrió seis nuevas embajadas en América Latina incluyendo Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua, y Uruguay, además de las cinco embajadas ya en operación – Argentina, Brasil, Cuba, México y Venezuela.

La participación de Irán y de Hezbollah en América Latina es incuestionable.

La mayoría de los militantes de Hezbollah estarían supuestamente situados en la tri-border area – donde Brasil, Paraguay y las fronteras de Argentina se encuentran – un lugar conocido por constituir un centro de reclutamiento, tráfico de droga y lavado de dinero de Hezbollah (cabe subrayar la presencia de una consistente comunidad libanesa en el área).

Difícil parece la posibilidad que, al estado en el que se encuentra, esa red yihadista pueda llevar a cabo ataques terroristas concertados diligentemente en Estados Unidos, ni representar una verdadera y concreta amenaza para suramérica. Aunque las preocupaciones aumentarían con una alianza Hezbollah-FARC, enfocada en el entrenamiento de grupos armados y tráfico de drogas, así como en caso de cooperación profundizada del grupo con carteles de droga (en prevalencia) mexicanos y brasileños.

El estado primario y esparcido en el que se encuentra Hezbollah en América Latina no precluye la posibilidad que sus lazos se fortalezcan, aunque el aporte de Tehran no va a ser como antes por dos motivos: la voluntad de no abrir un “tercer frente oficial” (después de lo en Yemen contra Arabia Saudí y en Siria contra Assad), y el problema cerca de sus fronteras debido a la presencia del Estado Islámico.

Lo que cabe subrayar en última instancia es que el yihadismo en sudamérica podría presentarse en forma diferente, o sea sunita. Debido a su actual proceso de cambiamento y a sus fronteras porosas, la región podría “experimentar” la llegada de militantes de ISIS, actualmente hambrientos de territorios y en grado (como han demostrado) de infiltrarse en lugares donde las instituciones gubernamentales faltan o son débiles.

[1] La creciente amenaza de Hezbollah en América Latina, Por Roger F. Noriega y José R. Cárdenas, AEI, 3 Octubre 2011

Bibliografía

https://www.aei.org/publication/the-mounting-hezbollah-threat-in-latin-america/, The Mounting Hezbollah Threat in Latin America By Roger F. Noriega and José R. Cárdenas, No. 3, AEI, Octubre 2011

https://www.wilsoncenter.org/sites/default/files/Iran_in_LA.pdf, Iran in Latin America: Threat or ‘Axis of Annoyance’?, Wilson Center, Cynthia Arnson Haleh Esfandiari y Adam Stubits,

http://www.internazionale.it/storia/la-presidente-argentina-accusata-di-aver-insabbiato-il-peggiore-attacco-terroristico-del-paese, Su cosa indagava il giudice argentino trovato morto, Internazionale, 19/01/2015

http://www.infobae.com/2015/04/21/1723801-maduro-negocio-el-lider-hezbollah-la-presencia-sus-terroristas-venezuela, Maduro negoció con el líder de Hezbollah la presencia de sus terroristas en Venezuela, 21/04/2015

http://www.judicialwatch.org/blog/2013/10/mexican-cartels-help-hezbollah-infiltrate-u-s/, Mexican Cartels Help Hezbollah Infiltrate U.S., 18/10/2013

http://www.breitbart.com/national-security/2015/02/10/narco-terror-group-hezbollah-operates-across-latin-america-and-us/, Narco-Terror’ Group Hezbollah Operates Across Latin America and US, Edwin Mora, 10/02/2015


AUTORE

Massimo Pascarella. Laureato in “Scienze politiche e relazioni internazionali”, possiede un Master in “Analisi d’intelligence e conflittualità non convenzionale”. Collabora con il quotidiano nazionale boliviano “El Deber” e con vari Think Tanks italiani occupandosi dei conflitti e dei cambiamenti di potere nel Vicino Oriente e dell’analisi dei gruppi jihadisti.